Loading…

En la mente del consumidor

La polémica ha llegado al mundo del Big Data con el escándalo de Cambridge Analítica y Facebook. Sin embargo, la escucha activa es una necesidad para las empresas que deben conocer que piensan sus clientes sobre la propia organización, la competencia, los productos, sus posibles nuevas necesidades, las tendencias y muchos otros aspectos que sirven a ambos: tanto al cliente que se siente atendido como a la organización para mejorar sus procesos y su marketing mix. La herramienta en sí misma no es perversa, lo que puede ser ilegítimo e incluso ilegal es el uso de la herramienta y los fines. Por ello voy a explicar cómo se hace escucha activa y para qué sirve.

Cuando una persona, una empresa o una marca decide poner en marcha una página Web, o cualquier fabricante un producto electrónico, no para de oír hablar de la usabilidad.

Hace unas semanas debatía con Carlos Dulanto sobre los datos. Él decía que no son small ni big, son humanos. Entendí lo que quería decir; los datos hablan sobre comportamientos humanos para ayudar a otros humanos (en este caso profesionales del marketing, los recursos humanos, las finanzas o la salud solo por poner algunos ejemplos) a tomar decisiones.

Richard Thaler consiguió hace unas semanas el Premio Nobel de Economía por sus trabajos de economía conductual. Heredero intelectual de otro premio Nobel, Daniel Kahneman, ambos han explicado, junto a Ariely, fenómenos como el Black Friday o las rebajas.

Ya hemos hablado en otros post del Big Data y sus dimensiones. Lo cierto es que lo relevante de esta tecnología no está en lo cuantitativo (más volumen, más rápido) sino en sus consecuencias, que no son cuantitativas sino cualitativas. Cambia el uso del análisis e incluso el concepto empresarial y su dinámica.

El viernes 28 de abril se celebró en Murcia el Congreso de #MarketerosNocturnos. Fue un placer escuchar las ponencias de personas de los dos lados del Atlántico y aprender mucho.

Es la filosofía de #MarketerosNocturnos, el aprendizaje colectivo. Aprendí mucho más de lo que pude mostrar en mi ponencia, siempre es así, en cada sesión y en cada Congreso.

¿Conoces a tu cliente?

En ocasiones existen ideas de negocio muy brillantes que no culminan en nada por algo muy simple: no se conoce a quién va dirigido.

© 2015-2019 Agustín Madariaga. Todos los derechos reservados.
Tarea Cron empieza