Vox y las elecciones andaluzas: los datos hablaron pero nadie quiso escucharlos

El pasado jueves señalé en una tertulia en la que participo analizando las redes sociales que había un factor en las búsquedas de Google que era muy importante y que no podía señalar porque equivalía a publicar una encuesta, algo prohibido en la legislación española. Hoy sí puedo mostrarlo, tras las elecciones andaluzas y muestra la capacidad predictiva de Google para entender las tendencias.

Era jueves y realicé un sencillo ejercicio. Entré en Google trends y realicé una comparativa de búsquedas en la última semana entre cinco partidos: PSOE, PP, ciudadanos, Adelante Andalucía y Vox. Estos fueron los resultados. La notoriedad tiene directa relación con las búsquedas en Google y Vox triplica las búsquedas del resto de los partidos. Es una señal clara. Los datos siempre hablan alto y claro pero demasiados asesores desconocen su valor o hacen oídos sordos de ellos. El domingo muchos se sorprendían. Es claro que en el siglo XXI la monitorización digital (de búsquedas en Google y de las redes sociales) es clave para entender al electorado o al mercado. Y actuar en consecuencia. Muchos siguen sin enterarse y pagan las consecuencias. Otros lo entendieron hace años. Barack Obama fue el primer político que utilizó el Big Data y consiguió un enorme éxito. Pero entramos en una nueva era con el Bréxit y Donald Trump. Uno de sus autores intelectuales es Steve Bannon. Y Bannon asesora a Vox. Es posible conocer los sentimientos del público potencial, su posición sobre cualquier cuestión, sus miedos, sus inquietudes. Cambridge Analytica tuvo un papel clave en el Brexit o la victoria de Trump y Bannon era accionista.

Lo analicé también en este post: Postverdad, tecnología y sesgos cognitivos.

Basta ver simplemente las palabras más repetidas en los tuits sobre las elecciones andaluzas. Descargué todos aquellos que pertenecían al hastag #EleccionesAndalucia. 22.241 desde el 26 de noviembre hasta primeras horas del tres de diciembre. Estas son las palabras más repetidas, la nube de palabras.


Y por si quedan dudas, una tabla de las palabras más repetidas.



También realicé un análisis de sentimientos. Muchos ofrecen resultados desconocidos. Es decir son neutros o el algoritmo no los detecta (es cuestión de tiempo y dinero afinarlo aún más) pero esta tabla es muy sintomática.



Hoy el marketing y las decisiones empresariales se basan en datos. Y quien los obvie y confíe en las opiniones e “intuiciones” se desliza por la pendiente del fracaso. William Edwards Deming, estadístico y padre de “la calidad total” tenía en su despacho un cuadro. Era una variación a la frase que aparece en el dólar estadounidense: In God We Trust. “En Dios confiamos, el resto que traiga datos”. Aquí los tienen.

Facebook Twitter Google+

 
×