SMALL DATA, EL BIG DATA AL ALCANCE DE LAS PYMES

Haces unos días impartí un par de cursos a empresarios y profesionales sobre el small data, con el sugerente título de “Small data, el big data de las PYMES”. Fue muy enriquecedor compartir con profesionales y empresarios lo que los datos pueden ofrecer con un análisis sistematizado. Y quiero contarles algunas de sus ventajas.
El Big Data está en boca de todos, pero pocos realmente saben lo qué es y para qué sirve. En algunos artículos en este mismo blog lo he explicado. En especial en esta entrevista que me realizaron en la EyND. Pero para un pequeño empresario o profesional el gasto de una arquitectura Big Data (sobre todo en profesionales que lo implementen) es alto y en muchos casos no requieren ni análisis en tiempo real ni tienen un volumen de datos masivos que analizar. Pero tienen datos, muchos datos, almacenados como información sin valor. Un análisis adecuado convierte toda esa información en conocimiento rentable. Hay en primer lugar numerosa información abierta, de los organismos públicos. ¿Va a usted a poner una tienda de ropa de bebé? En su ayuntamiento hay seguro datos de la edad de la población por barrios. Si son ancianos ya sabe que poca ropa de bebé van a comprar y sabrá en qué zona de la ciudad debe situar su negocio. Si tiene que hacer usted ofertas, puede detectar aquellos productos en los que los clientes de su tienda son sensibles al precio y en los que no, con un sencillo análisis de sus datos históricos de facturación. ¿Quiere saber qué clientes debe buscar en el mercado y a cuáles debe dirigir sus esfuerzos? Basta con una segmentación por rentabilidad. Y los datos para hacerlo están ahí en su ERP o su Excel. Además puede establecer sistemas de visualización de datos a precios muy bajos (cero si tiene Microsoft 365) con herramientas bastante intuitivas. Sabrá lo que necesita saber de un vistazo. Basta con diseñar las preguntas qué se hace cada día o cada mes y formularlas. Tendrá un grupo de gráficos que le ayudarán a tomar decisiones ahorrando algo muy valioso para un autónomo: tiempo. También puede predecir la demanda y las necesidades de personal por días y temporadas. Comprar lo justo permite no gastar en financiación para tener material en el almacén. O con el mismo sistema saber cuántos empleados necesita en cada momento. Pero además hay herramientas de monitorización a precios asequibles y las herramientas que ofrecen Google, Facebook o twitter. Si une los datos internos (rentabilidad de clientes, productos con sensibilidad al precio) con datos abiertos y herramientas de búsqueda de tendencias de mercado (como Google trends), puede mejorar mucho la rentabilidad de sus campañas en Facebook o Google. Son solo algunos ejemplos. Y lo importante es que estos elementos que dan valor a su negocio se unen a la psicología de comportamiento del consumidor para –conociendo cómo toma sus decisiones- mejorar su forma de impactar en ellos y aumentar sus ventas y los ingresos. ¿Es caro? El Small data no requiere una infraestructura técnica distinta a la habitual en un negocio y si los datos están bien cuidados (sin errores) tampoco mucho tiempo de trabajo de un analista. A cambio, se mejoran los costes (localiza los patrones que llevan a aumentar costos por ineficiencia) y a mejorar ingresos (maximización de precios y optimización de los esfuerzos comerciales para dedicarse a los que dan mejores resultados de rentabilidad). Los datos son el petróleo del siglo XXI. No deje que sigan en el subsuelo de su negocio y abra el pozo para explotarlos.
Facebook Twitter Google+

 
×